FOTOGRAFÍA NACIMIENTO

Birth Photography, fotografía de nacimiento o fotografía de partos es muy común en países como Estados Unidos o Reino Unido donde los partos desde casa o los partos respetados como se empiezan a conocer están muy extendidos. En nuestro país vamos muy atrasados en este aspecto y pocas personas se atreven con este tipo de fotografía y muchas menos son las que la conocen. Sin embargo parece que los aires están cambiando y muchos hospitales están luchando por un parto más natural y por respetar los deseos de la madre, y son muchas más las mujeres que con ayuda de doulas o comadronas especializadas se aventuran a tener a sus hijos en la tranquilidad y comodidad de su hogar.

Hace un tiempo descubrí por casualidad este tipo de fotografía. Fue amor a primera vista. Conforme iba mirando esas fotografías algo en mi interior me decía que eso es lo que quería llegar a hacer.

La simpleza de las imágenes en blanco y negro, la crudeza con que se plasman las emociones. Consigues palpar la grandeza del momento. Coincidió con mi segunda maternidad, lo hizo que al tener las emociones a flor de piel consiguiese enamorarme.

Desde entonces he seguido el trabajo de los “birth photographers” tanto de nuestro país como del resto del mundo, estudiando su composición, su técnica, empapándome de ellos todo lo posible.

Es cierto que el parto es un momento muy íntimo, muchas personas creen que muy pudoroso (hasta que lo viven), en el que no quieres distracciones y mucho menos estar pensando en tener una persona revoloteando y haciendo clics incesántemente.

Mi trabajo es documentar el suceso, las horas previas al parto, el nacimiento y el posparto inmediato. Todo de la forma más discreta posible. Lograr captar las emociones de los familiares que esperan, la complicidad de la pareja, los miedos del padre, la felicidad de la madre al tener en brazos a su bebé…

Así que espero que si estás planteándote retratar tu parto te dejo a continuación unas respuestas a dudas que seguro os surgirán, y te invito a contactar conmigo sin ningún tipo de compromiso. Lo más importante para que sea una experiencia placentera es que nos conozcamos cuanto antes, conectemos y a través de varias quedadas se establezca un vínculo más allá que el de fotógrafo-cliente

¿Por qué querría contratar un fotógrafo para el nacimiento de mi hijo?

Porque será probablemente el momento más especial de tu vida. Como madre que ha dado a luz en dos ocasiones puedo decir que aunque maravilloso es un momento que se vive con ansiedad y puede que una vez haya pasado quede la sensación de no haberlo disfrutado al máximo.
Pero sobre todo porque son las primeras líneas en el libro de la vida de tu hij@. Un regalo único que podrás hacerle el día de mañana. Mostrarle cómo vino al mundo, y cómo lo vivió la gente que más le quiere.

¿Y si doy a luz un día diferente al esperado?

Una vez reservada la sesión me comprometo a estar en disponibilidad 24/7 una semana antes y después de vuestra Fecha Posible de Parto (FPP)

¿Cómo serán las fotografías?

La sesión será generalmente en Blanco y Negro. Al privarlas de todo color podemos centrarnos más en las emociones y las personas.

Para ser lo menos invasiva posible y conseguir fotografías mucho más naturales no usaré flash alguno, y dado que la luz de la que dispondremos probablemente será escasa y de baja calidad fotográfica, tendré que ajustar los controles de la cámara para contrarestar la falta de luz. La fotografía en blanco y negro ofrece mejor resultado en estas condiciones.

¿Qué recibiremos?

La fotografía de nacimiento es una fotografía de estilo fotoperiodístico, trato de documentar y contar una historia, la tuya, la de tu hijo/a. Aquí no hay un número limitado de fotografías.

Os entregaré un álbum de calidad premium y un vídeo editado con las fotografías para que podáis revivirlo tal como fue.

Además recibiréis las fotografías editadas en formato digital y alta resolución.

¿Qué fotografiarás?

Vosotros marcaréis las pautas. En las sesiones previas definiremos qué quereis y qué no queréis que fotografíe. Y si vais cambiando de idea durante los meses de embarazo, o incluso en el momento del parto no pasa nada, lo importante es que sea una experiencia agradable para todos y os sintáis cómodos conmigo y mi trabajo.

¿Estarán la fotografías en la web, blog o redes sociales?

Exponer mi trabajo ayuda a otras personas a entender la belleza de este tipo de fotografía. Pero dada la naturaleza de las fotografías nos sentaremos y repasaremos todas la sesión para ver si estáis de acuerdo con que muestre vuestra historia e incluso ver qué foto preferís que exponga, o por si el contrario preferís no darme la cesión de las imágenes.

¿Y si finalmente decidimos no hacerlo?

Por supuesto no pasa nada! Si llegado el momento del parto sentís que no queréis que os haga las fotografías tan sólo tenéis que decírmelo.  El día de la reserva pido una paga y señal que no sería devuelta en este caso.